Artículos, Portada

Cada raza es mundo y cada perro un universo

29 de septiembre de 2014

Alrededor de 160 diferentes razas son reconocidas por el American Kennel Club. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que esas sean todas las que hay. Actualmente, se baraja el número de  unas 300 razas entre reconocidas y no reconocidas por el AKC.

Originariamente, las razas de perros se crearon por tres motivos:

• Única disponibilidad de esos tipos de ADN en la región
• Destacaban en algún ámbito de trabajo
• Por belleza y caprichos humanos

Para facilitarnos el trabajo a la hora de catalogar a todas estas razas, se las ha dividido en diferentes grupos:

• De rastro
• De trabajo
• De caza
• Terrier
• De Utilidad
• De Pastoreo
• De compañía

Todas estas categorizaciones no son ni mucho menos aleatorias, se han de tener muy en cuenta a la hora de seleccionar un futuro compañero para nosotros o la familia.
Dentro de estos grupos se han de tener en cuenta las características de cada individuo. Nunca hay dos perros iguales. En cada camada, hay diferentes individuos, diferentes personalidades y diferentes necesidades.

No todos los Golden son buenos con niños, ni todos los Rottweilers son valientes. Hay que hacer un test de selección de toda la camada, de cada individuo que estemos pensando en  adoptar y contrarrestarlos con nuestros conocimientos y estilo de vida.
La clave para que la relación sea exitosa es, primero de todo, saber lo que es tener un perro.
Sus necesidades, sus hábitos, nuestras obligaciones y ser capaces de darle todo esto a gusto.
Segundo, pensar en su educación, contratar a un profesional del adiestramiento y trabajar en  la prevención más que en la cura de comportamientos. Por desgracia, las protectoras están
llenas de perros abandonados por propietarios que no tuvieron en consideración lo anterior.
Y quiero recalcar lo de contratar a un profesional, porque al igual que haber tenido dos o tres  coches en tu vida, no te hace mecánico y experto en coches; lo mismo pasa con nuestra profesión.

Por último, escoger al individuo correcto es la piedra final en la construcción de esta bonita  amistad. Lo mejor en estos casos es dejarte guiar por un profesional que te indicara que raza,  que cruce, que edad, que temperamento escoger y que necesidades tendrá este individuo. Si nuestro perro es un mestizo, tendremos que ver, que ha adquirido de las diferentes mezclas y sus características mas dominantes.

En la próxima entrega hablaré de los diferentes grupos de perros, sus características, sus  necesidades y para que fueron creados.

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

Información relacionada

No Comments

Comentar

Compra'l ara a FordogEver